sábado, 26 de marzo de 2016

Reseña La hierba de ayer ya está crecida de Isidro Manuel Navarro Flores

Almería a finales de la década de los cincuenta. El régimen, enredado en su propio laberinto autárquico, administra los papeles que el final de la Guerra Civil había repartido. Manuel, un niño de diez años, vive, siente y disfruta la vida que se le ofrece, no sin poner en juego su espíritu crítico conformado por sus dos mentores, su padre y su abuelo, republicanos (y masón éste), castigados por el régimen. Manuel pasea una mirada inocente y crítica a la vez por la calle, politizada y sacramental que, como una prolongación del púlpito de las iglesias, olía a sacristía. La precariedad de la existencia y la apabullante propaganda no impedían una existencia en la que la miseria perdía, a media luz, sus aristas, y se mostraba menos árida, más digerible, más humana. Flotaba sobre el magma de la pasividad impuesta la esperanza de una vida mejor.

Opinión personal

Os quiero presentar hoy, un libro que nos va a servir de mucha ayuda para conocer mejor la etapa de posguerra de nuestro país, y como la vivieron ciudadanos de a pie, junto con las miserias y el duro día a día de aquellos tiempos.
La obra está estructurada en 35 capítulos que conforman sus 359 páginas.El relato está muy conseguido por parte del autor, con un buen trabajo de investigación para dar consistencia a una historia que gira sobre una población que tuvo que vivir aquellos momentos tan duros, en un pasado relativamente cercano a nuestro tiempo y del que viven aún muchas personas que se sentirán identificadas con aquellos hechos.
Nos encontramos en la provincia de Almería , corre el año 1959, se pone en marcha el Plan de Estabilización por parte del gobierno franquista, quien administra los papeles que había repartido de finales de la Guerra Civil.
Manuel tiene diez años, es un niño que nos va a llevar por un recorrido de como se vivía en aquella época, donde la política franquista y la gran influencia de la iglesia marcaban todos los valores y leyes de aquella sociedad que acababa de salir de una hecatombe. Una época de miseria recién salida de una durísima posguerra.
Ramón y María son los padres de Manuel, pero quienes son sus referentes, son su padre y su abuelo, ambos republicanos y su abuelo a parte masón, esto evidentemente era perseguido por el régimen de Franco.
El pequeño Manuel nos va a sumergir, con su protagonismo, en una época donde los niños intercambiaban sus cromos, su amistad con Pepe, un niño casi dos años mayor que él, y con el que ha crecido. .Ángeles es una hermana de Pepe, muy guapa a ojos de Manuel.
Tenemos a Doña Angustias, que es la arrendadora de la vivienda donde habitan ellos y otras familias, ya que la casa a la vez la tiene subarrendada por partes.
En este libro nos vamos a encontrar muchas curiosidades históricas de como se vivía en la España profunda, como el estraperlo campaba en la clandestinidad, o el contrabando venido de Melilla, donde la población se abastecía de productos difíciles de conseguir por otro medio.
La vida de Manuel, que nos sirve de referencia a como vivían el resto de menores en aquella época, nos va a llevar a vivencias como su etapa escolar, o el ejemplo de la familia Portillo, que tenían que vivir en la torre del reloj de la catedral, cuando huían, como muchas otras familias, de las tropas franquistas durante la contienda.
Es un libro muy fácil de leer, es entretenido, enriquecedor y sobre todo una buena herramienta para los amantes de la historia.
Una lectura que yo os recomiendo, he quedado muy satisfecha con la lectura de este libro y os invito a que os sumerjáis por sus páginas tan llenas de historia. 
Agradecer el envìo del ejemplar a Èride ediciones



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada